martes, 28 de noviembre de 2017

EN EL OSO, LAGUNA + MUSEO



El domingo 26/11/2017, la Alhóndiga de Arévalo y Galérida Ornitólogos organizaron una visita a la Laguna del Hoyo, al Centro de Interpretación de la Naturaleza “Lagunas de La Moraña” y al museo al aire libre basado en interesantes conjuntos escultóricos, todo ello en la localidad abulense de El Oso.

Con la ayuda de dos telescopios aportados por los organizadores pudimos observar las diferentes especies de aves presentes en la laguna y en sus inmediaciones, azulones, cucharas, cercetas comunes, silbones, ánsares comunes y un careto grande, avefrías y un lejano y nutrido grupo de grullas.

Acto seguido pasamos a El Oso para ver el Centro de Interpretación “Lagunas de La Moraña”, inaugurado hace muy poco tiempo.

Allí nos hizo las veces de guía Paco, encargado de las instalaciones museísticas.

Estos son algunos momentos de la visita:

















EN LAS BANDADAS DE GRULLAS SE PUEDEN DISTINGUIR LOS POLLOS DEL PRESENTE AÑO QUE REALIZAN SU PRIMER VIAJE MIGRATORIO.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

martes, 22 de agosto de 2017

SOBRE EL TRATAMIENTO DEL AYUNTAMIENTO AL ARBOLADO URBANO



CARTA DEL PROCURADOR DEL COMÚN A LA ASOCIACIÓN “LA ALHÓNDIGA” Y “GALÉRIDA ORNITÓLOGOS”:

Respecto a la tala de pinos acaecida en la Avenida Severo Ochoa y Las Malvinas:

Fecha 09/08/2017
Número de salida: 201707832S

Estimados Srs:
         Con fecha 08/08/2017 se ha recibido comunicación del Ayuntamiento de Arévalo, en la que se indica que se ha decidido aceptar la Resolución formulada el pasado 31/05/2017 relativa al expediente abierto en esta Procuraduría con el número de referencia 20170341, copia de la cual ya se remitió en su momento.
         En concreto la Administración ha puesto de manifiesto a esta Institución que la sugerencia efectuada será tenida en cuenta en sucesivas intervenciones urbanísticas.
         Consideramos, por consiguiente, finalizada la intervención de esta Institución y procedemos, en consecuencia, al archivo del expediente. Lo que se le comunica de conformidad con lo exigido por el artículo 21 de la Ley del Procurador del Común.
         Sin perjuicio de lo anterior, en el supuesto de que trascurrido un plazo de tiempo prudencial no se adoptaran las medidas anunciadas por la Administración, le rogamos nos haga saber dicha circunstancia con el fin de proceder a reanudar nuestra intervención.
         Agradeciendo su confianza quedamos a su disposición por si pudiera necesitarnos en un futuro y aprovechamos la ocasión para transmitirle un cordial saludo.
         Atentamente,
EL PROCURADOR DEL COMÚN (e.f.)

Javier Amoedo Conde.




A continuación reproducimos un pequeño resumen del escrito de sugerencia a que hace referencia el escrito anterior:

“El porte y valor ecológico de los ejemplares que fueron talados en este caso no puede ser recuperado con la plantación de otros nuevos, por ello creemos que, en adelante, en futuros proyectos que se lleven a cabo en su localidad, dado que en el caso que nos ocupa ya no hay solución, el Ayuntamiento debe dar mayor transcendencia a la conservación de los árboles, especialmente aquellos que tienen un gran valor ornamental como los referidos en esta queja, evitando su tala (…). Los árboles no deben considerarse como algo irrelevante, como un inconveniente a la hora de ejecutar determinadas actuaciones municipales como puede ser la realizada en este caso, sino que su presencia puede y debe tener un peso específico a la hora de proyectar los espacios públicos, procurando su conservación, teniendo en cuenta su situación al redactar los proyectos y protegiéndolos adecuadamente durante la realización de las obras”.
“Puesto que estos árboles estaban sanos (…) creemos que el Ayuntamiento debía buscar otras vías para resolver los problemas que referían los vecinos, podas parciales que redujeran su tamaño, o podas parciales para los situados más cercanos a las viviendas (Se suele desconocer por los ciudadanos que las zonas de arbolado urbano incrementan el valor de los inmuebles que se sitúan en sus inmediaciones hasta en un 20%), remodelación de aceras en las zonas de pavimento levantado, o cualquier otra que permitiera compatibilizar la existencia de estos árboles con la actividad y el desarrollo normal. La búsqueda de estas alternativas resulta más coherente con la voluntad que manifestó en su momento el Ayuntamiento de Arévalo al elaborar la Ordenanza de parques y jardines que vino a recoger las inquietudes municipales para conseguir una ciudad más amable, más sostenible y respetuosa con el medio ambiente”.

Por todo lo anterior expuesto esta Defensoría formuló la siguiente Sugerencia:

“Que por parte de la corporación municipal que V.I. preside y en las sucesivas intervenciones urbanísticas que promueva o autorice, se vele siempre por el respeto y la conservación de los árboles que pudieran resultar afectados, procurando en cualquier caso su preservación o trasplante y considerándolos como un elemento básico tanto para la ordenación urbana como para establecer las prioridades en la actuación municipal”. 

Fdo.: Javier Amoedo Conde.


Si el Ayuntamiento contestó el 8 de agosto que tendría en cuenta la sugerencia del Procurador del Común para próximas intervenciones urbanísticas, esto es lo que hizo el 17 y 18 de agosto en el conjunto arbóreo singular de la plaza de San Francisco:


Estado previo a la intervención municipal.

Así ha quedado:




lunes, 21 de agosto de 2017

PASEO POR EL ADAJA



Durante la mañana del domingo, dentro de las II Jornadas de Medio Ambiente, tuvo lugar un agradable paseo por la ribera del Adaja organizado por la Asociación La Alhóndiga de Arévalo y Galérida Ornitólogos. El paseo se pudo realizar gracias a los trabajos voluntarios de varios miembros de La Alhóndiga para abrir un sendero peatonal por la orilla izquierda del río Adaja. (1 y 2)
Se empezó en el paraje conocido como la Isla, Junto al molino de Don Álvaro de Luna y se terminó en el castillo. Durante el recorrido se hicieron varias paradas donde Juan Carlos López explicó el patrimonio cultural e histórico del lugar. Un breve resumen sobre los parajes que se iban recorriendo como el Molino, las murallas del Adaja, la huerta de los Jesuitas, el puente de Valladolid, la Junta de los ríos y el propio Castillo. Durante estas paradas Fabio López fue leyendo diferentes textos clásicos relacionados con la naturaleza.


Luis Martín se encargó de hablar sobre de las principales especies de ribera, de la necesidad de protección y conservación del hábitat fluvial al ser uno de los pocos espacios verdes de la llanura castellana. También se vieron in situ algunas especies curiosas o poco conocidas de ribera como el lúpulo y su aplicación en la industria cervecera. Se pudo comprobar el microclima que crean estos espacios de ribera con densa vegetación, en verano la temperatura es varios grados inferior al resto del pueblo y en invierno pasa lo contrario. También se hizo hincapié en la necesidad de cuidar y mantener el entorno y de la conveniencia para la Tierra de Arévalo que el río Arevalillo sea dotado de un caudal repartiendo el agua que actualmente se suelta por del Adaja entre los dos cauces a través del canal de las Cogotas.


En la explanada del castillo, bajo la sombra de un centenario ciprés, se habló sobre la historia de la fortaleza y se despidió al nutrido grupo de paseantes que disfrutaron de una espléndida jornada de campo, tanto desde el punto de vista cultural como natural.
Pedimos tanto a los asistentes como al resto de arevalenses aficionados al paseo o a la naturaleza que compartan esta experiencia y la divulguen para que el sendero no se cierre y sea conocido y disfrutado por el mayor número de personas.

La naturaleza nos regala estos parajes, nosotros debemos saber disfrutarlos y conservarlos. 

Arévalo, 20 de agosto de 2017.

ALGUNOS MOMENTOS DEL PASEO:

Inicio del paseo en la Isla, junto al molino Álvaro de Luna. 

Dos de los organizadores: Luis Martín y Fabio López

Intervenciones en La Isla 
Víctor Coello y Juan Carlos López (Galérida Ornitólogos y Alhóndiga de Arévalo)

En la Isla hacia las cuestas de Foronda

Atravesando el caz de desagüe del Molino.

Junto a la huerta de los Jesuitas

Bajo el puente de Valladolid

Subiendo al castillo

En la explanada del Castillo, bajo la acogedora sombra de un centenario ciprés.

Juan Carlos cuenta la historia del Castillo.

Nuestro compañero Julio Pascual con su madre, del barrio del castillo de toda la vida.

Fabio clásico en mano


Fotos:
- LJM: Luis J. Martín
- Julio Pascual